domingo, 8 de mayo de 2011

Doctor Explosión @ Sala El Sol

Fotografía de TheNowhereManIAm

Suena a: Rock, garage, fiesta
Fecha: 7-5-11, 23:00
 Lugar: Sala El Sol
Aforo: Casi lleno

Pura adrenalina sesentera. Ritmos que van desde el garage al R&B, pasando por el surf para acabar dejándote un regusto a rock inmortal. Desde Gijón vino Jorge Explosión con sus secuaces para traer un espectáculo único en la piel de toro y exportado a todo el mundo. Al frente de los estudios Circo Perrotti esta rara avis del panorama musical español tenía ganas de fiesta ayer sábado y deleitó al personal con un show en el que lo gamberro, el baile y todo "lo insano" se juntaron para conseguir el cóctel perfecto.

Doctor Explosión visitaba la Sala El Sol para presentar su flamante nuevo disco, aunque no tardará mucho en sacar el próximo, "Hablaban con frases hechas". Más de 15 años han pasado desde que editaron su primer largo "El loco mundo de los jóvenes" y 20 desde que empezó el proyecto, aunque el único miembro superviviente de la formación original es Jorge -vocalista y guitarra-. 

En más de hora y media de concierto hicieron las delicias de los asistentes con su derroche de energía y buen rollo, santo y seña de Dr. Explosión. Jorge tocando una Gretsch poco obediente a la hora de ser afinada pero igualmente efectiva, con el batería llevandote por ritmos frenéticos y el bajo colaborando en la efervescencia rock el sudor poco tardó en aparecer en los que allí se congregaron. Y en este ambiente fiestero llegó el primer momento de vínculo total con el público cuando bajaron a los infiernos dejando el escenario y se unieron al guateque sesentero donde la cerveza regaba a todos.

Con el público entregado, epilépticos de camisa roja a parte, los himnos de sus primeros discos en inglés y otros en español como Drácula Yé-Yé, ¡Eres feo chaval! o El calcetín, hicieron que el auditorio variopinto, de varias generaciones que consiguió  convocar Doctor Explosión, disfrutase como solo con ellos se puede hacer. Dejaron el escenario por un momento para volver con un bis de improvisación y comunión absoluta con sus seguidores y al grito de All right! se despidieron. Genuino rock sudoroso que no coge carcoma en garajes olvidados ni se vuelve caduco, y ajeno a modas agita la noche allá por donde va.


Fotografía realizado por TheNowhereManIAm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...