martes, 31 de mayo de 2011

Y Don Quijote se hace actor


El colectivo de dramatización del IES Ría del Carmen da un paso más en su camino hacia los Premios Buero de teatro joven

Las aventuras del más famoso de los hidalgos de la Mancha a escena. Una original adaptación, obra de Juan Manuel Freire, de la novela de Cervantes es la propuesta del colectivo de dramatización del IES Ría del Carmen para los Premios Buero de teatro joven. Con su director al frente este grupo de teatro lleva más de 15 años en las tablas. Los salones de actos y teatros de toda Cantabria, y de otros lugares de la geografía española, han visto desfilar a diferentes generaciones de jóvenes estudiantes que compaginan los libros con su pasión por la farándula. Pero en tanto tiempo nunca se habían presentado a ningún certamen. Era este año cuando el colectivo se estrenaba con su participación en la VIII edición de los afamados "Buero". 

"En tanto tiempo nunca se habían presentado a ningún certamen"


El primer paso fue un éxito, "Y Don Quijote se hace actor" arrasó en Cantabria con premios para, Daniel por su interpretación de Don Quijote, J.M. Freire por el guión; y el galardón más valioso, el de mejor obra a nivel autonómico. Estos resultados hacían que su andadura en los Premios de teatro joven continuase, y entrasen a formar parte de la sección nacional. Al tiempo que afloraba la sensación del trabajo bien hecho lo hacía el inconformismo. Llegados a este punto cada uno de los integrantes solo pensaba en el siguiente paso, en su siguiente representación. Esta sería grabada y, una vez mandada al jurado nacional, solo quedaría esperar para saber el fallo definitivo. Ayer actuaron y solo queda aguardar pacientes el veredicto.


El Salón de actos de la Facultad de Medicina era el escenario elegido para albergar la representación que trascendería del proscenio y, encerrada en unas cintas de vídeo, se convertiría en su juez para determinar su suerte final. Ante un público selecto y entre un aparataje de cámaras y micrófonos preparados para la ocasión dio comienzo a las 19:15h la escenificación de una de las obras fetiches de director. "Y Don Quijote se hace actor" arrancaba, tras una introducción insertada en la misma obra, con un atrayente baile que invitaba a dejarse llevar por los pasajes de este clásico de la literatura universal, aunque revisado desde una óptica distinta. Con un escenario minimalista y un vestuario conseguido sin presupuesto alguno la proposición que ayer llevó el grupo de teatro del IES Ría del Carmen echaba por tierra los argumentos de quienes dicen que sin dinero no se puede hacer nada digno. Es un ejemplo de que sin artificios pero con buenos fundamentos se puede hacer una trabajo propio de profesionales


"Sin artificios pero con buenos fundamentos se puede hacer una trabajo propio de profesionales"


La obra sorprendía a cada instante a los asistentes, atentos y por momentos hasta partícipes de la actuación. Ora suenan un piano y una flauta travesera para introducir la escena, ora salen de entre el público pastores que buscan a sus ovejas descarriadas entre las butacas. Las luces también jugaban su papel, sencillas pero atrevidas y diferentes. Y el reparto, concentrado por la magnitud de la cita de ayer, daba la talla templando los nervios como podía. Así transcurrían los pasajes de Don Quijote de la Mancha, siempre originales y llenos de humor, conducidos por un guión en el que se exprime la lengua española para aprovechar todas sus posibilidades. En esta puesta en escena tan diferente hasta las transiciones fueron menos lentas que en otras ocasiones.

Podemos repasar de nuevo los ejes sobre los que gira esta obra de incuestionable mérito. Luces, música, tambor, flautas, canto, piano, baile.... todo suma para conseguir una propuesta del Quijote que, por difícil que parezca, resulta original y especial. Y con lo mínimo, solo personas. Cuando la obra llegó a su fin el público rompió en aplausos para agradecer la hora de buen teatro con el que nos había deleitado este joven grupo de teatro comandado por un director que, aunque rehuye la fama, ya se ha labrado una carrera encomiable. Ahora el jurado decidirá, Alea iacta est

Texto: Juan P. Torres
Trabajo con licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...