martes, 14 de junio de 2011

Los Explosivos dan una lección de garage-punk en el Rock Beer The New


Póster de la gira europea de Los Exposivos/Diseño Alberto Guerra/Fotografía Juan P. Torres. 
     
Es lunes y las calles quedan vacías cuando el sol cae marcando el toque de queda. Las ganas de fiesta quedaron bajo mínimos después del fin de semana y la tortilla de patata espera en la mesa, para coronar el día con una buena cena. Pero...olvidad lo que acabo de decir, que ¡ayer Los Explosivos hacían parada dentro de su gira europea en Santander! Y los amantes del sonido garagero se congregaron en el Rock Beer The New para pasar un auténtica velada de sonido rocanrol!!!


Los Explosivos/Juan P. Torres.


La camioneta azul que lleva a los locos componentes de la banda mexicana hace parada en Santander para deleitar con una frenética actuación de una hora, no sin imprevistos técnicos, a los valientes que convierten un lunes normal en un sábado con alma punk


Suenan a: Tequila, bajo-cuerda-rompe-moto-bajo-nuevo, energía
Fecha: 13-6-11 22:15
Lugar: Rock Beer The New
Aforo: 40 personas


Alumnos aventajados de la última generación de amantes del rock garagero, Los Explosivos han conseguido, gracias a sus dos discos, 'Los Explosivos' (2008) y 'Sonidos Rocanrol!!!' (2009), y sus energéticos directos, hacerse un nombre en la escena subterránea del buen garage con actitud punk. Uno de sus fuertes es que mueven sus canciones por todo local que guste de buena música y, no contentos con haberse pateado Europa de arriba abajo los pasados meses de octubre y noviembre, han vuelto a abandonar su cuartel general en Ciudad de México para cruzar el charco de nuevo. Supone que el circuito underground español está de enhorabuena y retiene cuanto puede a estos cuatro jóvenes, antes de que sigan su camino por Francia, Suiza, Eslovenia, Alemania... y media Europa más


Con un total de más de diez bolos repartidos por la piel de toro los aztecas han hecho espacio en su apretado calendario, van a concierto por día, para desembarcar en Santander, lugar en el que recalan por tercera vez. Vinieron para presentar su segundo largo 'Sonidos Rocanrol!!!', recientemente publicado por el ilustre sello Get Hip Records y desde finales de 2009 por la discográfica portuguesa Groovie Records. Y es que estos melenudos, que se hicieron de rogar en su concierto del lunes, están avalados por los mismísimos The Cynics, de quienes Sabu Explosivo llevaba una camiseta, que suponemos tiene de recuerdo de su reciente concierto en Valencia con Los Cínicos. Michael Kastelich, en representación de los de Pittsburgh, no se contenta con publicar sus últimas diez canciones sino que participa poniendo los coros y la armónica en un par de cortes.


"Hay sitio para versiones de The Moods o Los Negativos"


Pero centrémonos en el directo de estos salvajes con pelo de escarola que se desmontaron de la camioneta preguntando por chicas y buscando un buen garito donde tomar un carajillo. Con más de una hora de retraso sobre el horario previsto, pero hasta eso se les perdona, salieron con sus converse y sus ganas de rock 'n roll. 60 minutos de concierto bastaron para mostrar las canciones de su último elepé, en el que hay sitio para versiones de The Moods o Los Negativos pero también temazos atronadores propios como 'Bailando' o 'Voy Corriendo'. Además de para 'Se apagó', de su disco debut, o su particular versión de 'Louie Louie'.


No fueron muchos los que desafiaron al calendario y se plantaron en el New un lunes pero quien fue lo pasó en grande. Allí estaban desde miembros de Los Chicos, de Los Derrumbes, hasta un servidor; y la hora de baile psicótico no nos la quitó nadie. Es verdad que cuando solo habían tocado un puñado de canciones el magnífico bajo VOX falló, se rompió una cuerda y se temió lo peor. Pero menos mal que Los Explosivos tienen bien cubiertas las espaldas por tierras cántabras y no tardaron en subsanar el problema, viaje en moto de un asistente para prestar su bajo al explosivo con gafas de pasta, mediante. 


Y salvo este incidente, y un micrófono "hijo puta", allí que le dieron a sus urgentes canciones en las que reina la distorsión, los solos del amigo bigotudo y los quejidos desgañitados de Casco, que también aporrea la batería. Pero cuando se apagaron los amplis y se vació el local aún había gnas para dar una vuelta por la capital cántabra, para rematar la noche y contagiar de sus ritmos locos a todo aquel que se dejase. Tatuados, sin camisa y con ganas de sudar, así son Los Explosivos que se dejaron caer por Santander, dentro de su interminable gira por Europa, y que, esperemos, vuelvan pronto.



Los Explosivos/Juan P. Torres.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...