miércoles, 3 de agosto de 2011

In Festival 2011

The Jayhawks conquistan Santander, The New Raemon suena contundente y Eli nos agita los pies

En su segunda edición el In Festival consigue, sin llegar a cotas muy altas de público (620, según la propia organización), consolidarse como un festival de referencia en la escena rock dentro del norte de España. Organizado por Delfuego, que nos trataron de maravilla y hasta corrieron con los gastos de nuestra entrada, la tarde-noche de música que desde Fuckin' Bollocks a Eli nos brindaron en el Escenario Santander fue digna de recapitular. Con un cartel cuidado, The Jayhawks como gran aliciente, algo memorable se hacía esperar. La cita, dentro de la completa agenda de la Semana Grande de Santander y compitiendo en fecha con Rulo y la Contrabanda, cumplió con creces. 

El cantante de Fuckin' Bollocks en su actuación en el In Festival- CRISTINA MORILLAS

     
     Pero "dejémos de chuparnos las pollas". Seamos cronistas y contemos qué sucedió aquel 30 de julio. Soleado y tranquilo. Era temprano y todavía poca gente se había animado a pasarse por el Escenario Santander. Eso explica la falta de ambiente cuando llegó el momento de que la banda catalana Fuckin' Bollocks abriese el festival. El quinteto de tres guitarras, bajo y batería iba atabiado con sus mejores galas. Cada uno tenía un estilo personal. Hawaiano, cow-boy, Fred Perry, chupa vaquera y... al batería no alcanzo a verlo bien. Dos guitarras ponían los coros a la voz principal, también guitarra, que en un momento presentó a la banda así "normalmente somos malos, pero no tanto". Pese a la falta de público consiguieron transmitir sus ritmos urgentes de manera efectiva en el directo. 

     Su cuidada suciedad garagera, y surfera por momentos, sirvió para ir poniendo en situación a la concurrencia. Si el cantante hubiese cuidado algo más su voz para el concierto, "pido disculpas por mi mierda de voz", se hubiera ahorrado un cabezazo al micro hacia el final de la actuación de pura rabia. Presentaron su único L.P. hasta la fecha 'All good things' y también nuevas canciones que aún no han sido publicadas. Tal vez su armónica, sus rugidos y sus guitarras te evocan un local undeground, los que frecuentan, o al SXSW, pero esta formación en la onda de, las también catalanes Mujeres o Aliment, aportaron e hicieron que el In Festival comenzase con buen pie, pese a que las circunstancias no eran las más propicias.

'Congo' de Fuckin' Bollocks en el In Festival 2011- JUAN P. TORRES

     Luego llegó el turno de Jon Ulecia y Cantina Bizarro. Tanto en este concierto como en el de Menhai nos ausentamos. Cuestiones logísticas. Para que no quede coja esta crónica os emplazamos a que completéis la radiografía del festival con los artículos tanto de ANDN como de Noche de Rock.


     A The New Raemon no estábamos dispuestos a perdérnoslo. Arrancó con 'Lo bello y lo bestia'. En todo momento estaría muy pegado a su último largo 'Libre asociación' (Bcore, 2011). De los que conocimos a ese mamífero que se llama Ramón Rodriguez en su etapa acústica, cuando anunciaba en su Myspace si iba con banda o si no, nos sorprende la transformación que ha experimentado. Ha ganado en potencia, se ha cubierto tras un muro de guitarras y ha llegado a lugares insospechados cuando editó 'A propósito de Garfunkel' (Bcore, 2008). Llevaba una camiseta del Faraday, otro festival preciosista como el In y durante todo momento iba anticipando su setlist. 'Soñar la muerte' la introdujo diciendo "Esta es la canción más feliz".

Ramón Rodriguez en su actuación en Santander- CRISTINA MORILLAS
     
     Contundente, sería el adjetivo que definiría su actuación, a la que no se le pueden poner peros. El decía que eran un poco sosos pero que el motivo es que son catalanes. Se les perdona. Para el final reservó algunas de sus primeras canciones, como 'Sucedáneos', 'La cafetera' o 'Verdugo'. Acompañado por un grupo de músicos con los que se entendía a las mil maravillas el artista barcelonés consiguió llevar al público una música atmosférica y envolvente. Con 'Llenos de gracia' se despidió. "Todo se va a torcer" recitaba sabedor de que podía irse contento a casa después del concierto que había dado.

'La cafetera' de The New Raemon- JUAN P. TORRES

     Menhai la siguiente en salir a escena, veasé la crónica de ANDN o Noche de Rock. Aquí seguiremos con el concierto de The Jayhawks. El plato fuerte de la noche. La mayoría de los asistentes se debían a esta banda icónica de mediados de los 80. Convertido en un grupo casi de culto con el paso de los años, nadie quería perderse la visita de Mark Olson y cía a tierras cántabras. Un servidor no es especial conocedor de su música. Pero lo que sí puede decir es que en ningún momento el Escenario Santander tuvo el aspecto que tuvo cuando la banda americana desplegó su rock cuidado, sus voces empastadas a la perfección, el virtuosismo de Louris a la guitarra.

Mark Olson, The Jayhawks, en el concierto con más público del In Festival 2011- CRISTINA MORILLAS

     Fue más de una hora en la que repasaron los temas más representativos de sus discos 'Tomorrow the green grass', 'Hollywood town hall' y 'Mockingbird time', que estará en las tiendas en otoño. Los dos frontman de la banda, cuyas voces parece que han nacido para juntarse, alucinaban con el ambiente, con la gente cantando 'Blue', 'Bad time' o 'She walks in some many ways'. Decían que estaban disfrutando de una gran noche y al margen de las posibles rencillas que puedan seguir existiendo entre Louris y Olson The Jayhawks, pudimos comprobar d eprimera mano, funcionan de maravilla. No olvidemos que también cuentan con un teclado,(Hammond en esta ocasión), bajo y batería. La sesión de rock americana que allí vivimos será para recordar. Grande su directo, apoteósico el momento en que Louris  hizo sonar la armónica y mágicos los coros del 'She walks in some many ways'.

Eli 'Paperboy' Reed en estado puro- CRISTINA MORILLAS
     La cosa estaba llegando a su fin. Aguzabas la vista y veías al cantante de The Puzzles, al guitarrista de pelo ensortijado de Athom Rumba y el mismísmo Jorge Explosión te firmaba un autógrafo como si fueras una groupie. Eli 'Paperboy' Reed repartiría una buena ración de soul y blues hasta las 03.00, cuando el In Festival 2011 tocaría su fin. Eli es un viejo conocido en estas tierras. Venía sustituyendo la baja a última hora de Micah P. Hinson y cumplió con la papeleta. El aforo se vio reducido notablemente en comparación a The Jayhawks, pero el soulman blanco puso todo su empeño por convertir en una fiesta el Escenario Santander. El año pasado a mí me sorprendió con su directo. Esa chulería, esos gorgoritos, esa banda... Pero este año no me ha aportado tanto. O tal vez sea que me ha aportado lo mismo. Consiguió que las primeras filas bailasen. Y que todos en general desoxidasen las caderas durante más de una hora. Aprovechaba para despedirse de España porque este era su último concierto por aquí. Está a punto de concluir con sus dos años de gira y tomarse un tiempo para grabar nuevo material. Esperemos que vuelva con más ganas aún, con esas píldoras de música que te llevan directo a New Orleans. 

Eli interpretanto 'Help me' y el show preparatorio- JUAN P. TORRES

Lo dicho, un pedacito de cielo se tiene ganado Delfuego. Con el Turborock...


Texto: Juan P. Torres. 
Fotografía: Cristina Morillas. 
Vídeos: Juan P. Torres.
Por el Vicio by Juan P. Torres is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...