viernes, 3 de mayo de 2013

Repion & Estereotypo @ Escenario Santander


Crónica a dos manos #1

A las 21:25 las entradas tiradas por el suelo en la puerta del Escenario Santander. Los más tímidos en la parte trasera se cruzan con los nerviosos Repion; que se preparan para telonear a Estereotypo.

21:30, se enciende una luz halógena al calor de una mesa de sonido. El miedo ensayado se dejó en un garaje de Camargo. Un efecto de eco comienza a crecer poco a poco, va subiendo y la gente se acerca: alrededor de 100 personas. Zombi con chaqueta vaquera, las botas Martins y pitillos verdes ajustados. Marina, emula al sitárico George Harrison, o a los Sidonie más psicodélicos. “Todos los enamorados se volvieron valientes”. Así reza el inicio de la canción.

Son las 21:50, Loli Jackson del Devil came to me, es su única versión. Teresa con sus brazos de araña rompe platos, cajas y bombos; mientras, la agresiva melodía de Dover se mezcla con el chorro de voz de la frontman rubia. A su derecha, desde la tarima, Diego desmelenado irrumpe con su bajo contundente.

Sunny morning, Morphina muestran la etapa más primitiva de Repion. Cantaban en inglés y contaban en sus filas con Elena Suárez. Eso fue antes de pasarse al español y colocarse como un prometedor trío de pop-rock enérgico y acelerado dentro de la región.



Un solo de rítmica y pedalera anuncia Tropezamos, canción conocida por su videoclip. Por último a las 22:20  presenta un nuevo tema La lágrima y la naranja y cierran el concierto con Efecto 2000, una canción protesta en referencia al medio ambiente. Pi, pii…

“Si sudáis es que estáis en forma y si estáis en forma ligáis, y si ligáis…… que es de lo que se trata” 


Decía David; el cantante de Estereotypo, finalizando el concierto. No sé si se habrá…. mucho esa noche pero sudar está claro que sí.

- Ring!

- What’s up?

- Electro, f…, PARTY: Estereo-typo!

Comienza el espectáculo de los jefes del buenrollismo electrónico en Santander. Tras la ración prometedora de Repion; Estereotypo armados de nuevas reglas anuncian su llegada con programada celeridad.

Sergio a las baquetas, David voz principal y bajo, Fran a la guitarra y sintetizador. Everybody is singing now, así se llama el single del nuevo álbum de Estereotypo que presentaron el pasado 13 de abril en el Escenario: Una sesión de dance basada en su último largo Estereotypo (Autoeditado, 2013), que les hará pasar en verano por algunos festivales como el Sonorama o el Kekaña de Guadalajara.



La gente sube y baja mientras las luces y los efectos crean más buen rollo todavía. La batería marca un ritmo que mueve los pies de casi 200 personas mientras el guitarrista mezcla unos riffs con sintetizador. Tipo lujo.

Estereotypo no es cosa de novatos; corriendo por las tablas se han ganado un renombre en la escena cántabra y eso se nota. Tienen un público propio que les sigue a todas partes.
No dejan de lado sus clásicos Love your city, Drop a line, o Think outside the box. Con Under show, de su último disco, la gente sigue en los coros un "Uooooo", hasta que sueltan unas pelotas gigantes que botan por las manos de chicos y chicas.Una dedicatoria a seguidores de Aranda de Duero, se coló entre canción y canción por los altavoces.

Música por un tubo, machacada en Cazoña y envuelta en un humo festivo, en unas luces estereoscópicas que casan a la perfección con la intención. 


Texto: Alejandro Rebollo y Juan P. Torres 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...