domingo, 31 de mayo de 2015

Rabia en los nudillos: Racing de Santander 0 - Ponferradina 1

Ladridos, castigo y resignación en el Sardinero


El Racing formaba con Germán bajo palos, Bernardo y Orfila en el centro de la defensa, Samuel e Iñaki en los laterales, Miguélez y Andreu en el mediocentro, las bandas para Iván Moreno y Álvaro García, Quique González en el enganche y Sylla en punta. La Ponferradina con Moldovan; Adán, Alberto, Gaztañaga y Carpio; Acorán, Melero, Andy y Sobrino; Berrocal y Tete.


Sucinta lectura del último partido en casa en la temporada 2014/2015


Después de unos primeros minutos en los que se apreciaba un pacto de no agresión, de tanteo para tomar la medida del rival, el Racing entró algo más en juego para intentar buscar un gol tempranero que lo pusiera en una situación cómoda de cara a la segunda parte, oír el pitido que mandaba a vestuarios con la tranquilidad propia de llevarlo todo encarrilado. Sin embargo, poco tardó la Ponferradina, que aún se aferra a sus posibilidades de entrar en el play-off de ascenso a Primera división, en llevar el peligro al área de Germán, aunque con solvencia sus acometidas fueron frenadas por la zaga y el meta racinguistas.

La entrada de Yuri por Tete apenas a la media hora de juego añadía más pólvora al arsenal berciano. Un descanso necesario llegó puntual para dejar a la grada ansiosa por celebrar un gol, con apenas localidades vacías, la mente puesta en Pamplona, donde el Osauna ganaba. El empate no servía. La sorpresa no apareció con los cambios, con la tablilla del cuarto árbitro indicando una sustitución inesperada sino con la entrada de los jugadores del Go fit Sinfín al campo para ser homenajeados por su vuelta a la Asobal, o entrada si tenemos en cuenta que el Teka como tal desapareció hace ya unos años y este equipo cántabro que será ahora el representante santanderino en la máxima categoría es el Adelma.

Descanso. Al poco comienza el aluvión de ocasiones del Racing con contras bien tiradas, que tiene su máxima expresión en un par de balones en largo a Mamadou II . Pero no llega el gol. Tiene que venir una doble ocasión de gol cantada para que el aficionado se arranque a mechones el pelo por el tiro marrado a bocajarro por Durán, ladre maldiciendo y se apriete los nudillos de rabia, o la entrada, o el folleto que dan a los más madrugadores en los tornos o el cigarrillo encendido o casi cualquier cosa porque un par de jugadas después llega un cabezazo de Aguilar que acaba en las redes de la portería del fondo norte y todo se va a la mierda. Putada.


De una patada llegamos al fin de semana que viene para ver en qué se queda la cosa, pero está difícil. A rezar a la Bien Aparecida, a la Virgen Grande, a poner velas a Santo Toribio de Liébana, a la Virgen de Valencia... o a untar a los del Sabadell para que al menos, aunque ya estén descendidos, peleen con ganas el partido al Osasuna que ya casi celebra la salvación.



1
84
41
25
9
7
73
37
2
81
41
24
9
8
62
34
3
79
41
20
19
2
54
27
4
75
41
21
12
8
70
45
5
72
41
21
9
11
63
36
6
60
41
15
15
11
59
56
7
59
41
16
11
14
54
50
8
56
41
15
11
15
40
44
9
55
41
15
10
16
46
40
10
54
41
14
12
15
37
39
11
53
41
14
11
16
47
50
12
53
41
12
17
12
43
48
13
52
41
12
16
13
51
52
14
51
41
14
9
18
55
64
15
48
41
11
15
15
47
55
16
48
41
13
9
19
51
62
17
47
41
11
14
16
38
45
18
44
41
11
11
19
39
58
19
41
41
11
8
22
41
53
20
38
41
9
11
21
35
59
21
37
41
8
13
20
39
64
22
36
41
9
9
23
55
81

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...